Que suene la radio (varios discos compactos)

Es a partir del planteamiento de la relación entre la música, expresiones musicales y sonoras y la cotidianidad de la violencia, que la Unidad de Radio de la Dirección de Artes del Ministerio de Cultura y el Centro de Documentación Musical del Ministerio de Cultura, produce las series de programas Monólogos para estar juntos. En ellas, los investigadores hacen reflexiones acerca de problemáticas puntuales como: Nunca más: La violencia en la música, ¿De qué hablamos cuando hablamos de violencia?, La guerra esmeraldera, Música y nación, La guerra cotidiana por el metal.

Patricio Romano Petronio Álvarez Quintero, los sonidos del maquinista del ferrocarril.

A manera de homenaje el Centro de Documentación Musical de la Biblioteca Nacional de Colombia, presenta para la Pieza del mes de octubre, el currulao Mi Buenaventura, conmemorando que el 1ro., de octubre se cumplen los 100 años de nacimiento de este artista nacional de gran importancia para la tradición musical del Pacífico colombiano y del país. Adicionalmente, una pequeña presentación de su obra se encuentra disponible en el Centro de Documentación Musical, que incluye portadas de trabajos discográficos y piezas que se exhibirán para que el público en general las visite durante todo el mes. El concierto del Ciclo de Música con Tempo colombiano a cargo del grupo de Iber Gómez y su lluvia de Marimba, incluirá la obra El Porteñito, como apertura de su presentación.

La Vencedora: contradanza histórica

Las dos primeras referencias que hay en Colombia de música patriótica son las contradanzas La vencedora y La libertadora, compuestas en 1819 después de la victoria del ejército independentista. La primera fue interpretada por el coronel José María Cancino junto a cinco soldados en la batalla de Boyacá.

Canción Nacional al 20 de julio

Antes de llegar al Himno Nacional que conocemos hoy, varios compositores bajo el influjo del fervor independentista compusieron canciones patrióticas basadas en relatos de las batallas, los próceres o los ejércitos. Eran rápidamente reconocibles y recordables, y su circulación se dio en versiones de canto y piano.