Cartografías de guerras, violencias, tratados, pacificaciones y post-conflictos en la Mapoteca Digital de la BNC.

Tradicionalmente las representaciones cartográficas han servido tanto para apoyar la difusión de imaginarios negativos sobre el “otro” y el “enemigo” que ha de ser sometido, conquistado o civilizado. En otros casos los mapas han tenido también un sentido crítico de las guerras y de su violencia. Tal es el caso del mapa “Colombia sangrienta” del geógrafo militar colombiano Francisco Javier Vergara y Velasco, en su Atlas Completo de Geografía Colombiana de 1910. Allí presenta un mapeo de los principales enfrentamientos armados que tuvieron lugar en Colombia, desde las luchas independentistas hasta la Guerra de los Mil Días (1899-1902).