Los usuarios recomiendan

Aunque la Selección Colombia llegó a Chile con el propósito de cumplir una decorosa actuación, sus jugadores no tenían un roce internacional acorde con las circunstancias y solo dos de sus integrantes habían actuado en equipos del exterior: Efraín “Caimán” Sánchez en San Lorenzo de Almagro y Delio “Maravilla” Gamboa en el Oro de México. Aparte de eso, el cuadro nacional adolecía de falta de patrocinadores.

Esta fotografía, publicada en la revista Cromos una vez el equipo terminó su participación en el Mundial, fue tomada en el estadio de Arica, poco antes del histórico partido frente a la selección de la Unión Soviética. Se trata de un raro ejemplar porque es el único registro impreso a color de esa selección.

Para José Ángel Melo, un estadígrafo del fútbol que ha dedicado buena parte de su vida a investigar acerca de este deporte y en particular sobre la historia de la selección en las colecciones de la Biblioteca Nacional y en otras fuentes, esta fotografía es una pieza recomendada y obligada para cualquier aficionado colombiano.

En palabras de José Ángel: “la fotografía es interesante porque en ese momento [en que fue publicada] ya la selección estaba de vuelta en el país y el recibimiento fue apoteósico. Hubo hasta desfile, sin importar que en el partido siguiente, después de Rusia, Yugoslavia le hubiera metido cinco goles a cero”.

En la foto de izquierda a derecha: Óscar López, Jaime “Charol” González, Efraín “Caimán” Sánchez, Rolando Serrano, Aníbal Alzate y Héctor Canocho Echeverri. Abajo, de izquierda a derecha: Antonio Rada, Germán “Cuca” Aceros, Marcos Coll, Marino Klinger y Héctor “Zipa” González. Falta Delio “Maravilla” Gamboa, figura colombiana en el torneo.

Cromos, abril-junio de 1962