Autorretrato de José María Espinosa
"José María Espinosa retratado por él mismo el 1° de agosto de 1834 en Bogotá", Miniatura,colección Museo Nacional de Colombia Reg.1935
aaa

Dos crónicas esenciales

Volver

José María Caballero, sastre bogotano que ejerció diversos oficios en la ciudad (tendero menor, cargador de santos, actor de segunda monta, soldado), nos dejó en forma de diario la que puede considerarse la primera crónica de la Independencia. No sólo anotó allí todo lo que sus ojos curiosos y sorprendidos contemplaron durante los primeros días de la República, la Patria Boba y la Reconquista (el diario llega hasta 1819), sino también sus opiniones de patriota. Fue publicado por primera vez en 1902, por desgracia con algunas mutilaciones. 

Las memorias de un abanderado, de José María Espinosa, considerado uno de los más importantes pintores del siglo XIX por sus cuadros históricos, fueron escritas en tiempos de su vejez, y no por mano propia sino por la pluma del escritor José Caicedo Rojas, quien apuró los recuerdos de Espinosa y los redactó. En tono autobiográfico están narrados allí los avatares de su participación en la Campaña del Sur, tiempos postreros de la Patria Boba, cuando fue abanderado de Nariño. Ambas obras constituyen un inigualable inicio del cultivo de la crónica histórica en el país.

 

Documentos relacionados 

Memorias de un abanderado: recuerdos de la Patria Boba, 1810-1819 - José María Espinosa, Bogotá, El Tradicionalista, 1876.
  
Días de la Independencia - José María Caballero, Bogotá, Imprenta Nacional. 1902.
 
La edición más antigua del libro de Caballero que posee la biblioteca es la de 1902, Fondo Caro 1547, donde el diario aparece con el título En la Independencia, por J. M. Caballero.