Carlos Tanco Chino por José María Espinosa, acuarela y tinta sobre papel, 21 X 14 cm. [ca. 1852]
Carlos Tanco Chino por José María Espinosa, acuarela y tinta sobre papel, 21 X 14 cm. [ca. 1852].
aaa

Retratos 

Volver

Temas relacionados:

Familiares, amigos y otros personajes
Héroes y heroínas
Simón Bolívar
Francisco de Paula Santander
Los jóvenes héroes: José María Córdova y Antonio Ricaurte 
Antonio José de Sucre
Policarpa Salavarrieta

El retrato era el género más solicitado y, por lo tanto, el principal modo de sustento para los pintores que sobrevivían del arte durante la mayor parte del siglo XIX. Espinosa fue uno de los más famosos miniaturistas, retratando una extensa galería de personajes, entre los que se contaban sus propios familiares, otros artistas y sus familias, la élite republicana, los notables, los héroes, pero también figuras anónimas de la sociedad bogotana.

Además de las miniaturas sobre marfil se conservan algunos dibujos preparatorios, bocetos y gran cantidad de pinturas al óleo de mayor formato, personajes que en su mayoría ya habían sido retratados en las miniaturas.

Don Antonio Barrera: gobernador del Tolima en el año de 1853.
Don Antonio Barrera: gobernador del Tolima en el año de 1853. Acuarela y lápiz sobre papel; 18 X 14 cm. Passe partout en cartón arte.
aaa

Familiares, amigos y otros personajes

La mayoría de los dibujos del Fondo Espinosa de la Biblioteca Nacional se caracterizan por ser estudios de cabezas, en escorzo y de frente al carboncillo y en acuarela. Algunas más esquemáticas queotras son estudios de volumen.

Retrató conjuntos familiares, individuos, militares, religiosos, damas de sociedad y varios autorretratos. Entre los personajes retratados están Bolívar, Santander, los hermanos Mosquera, José Ignacio de París, Laureano Copete y Antonio Barrera, entre muchos otros que no se han podido identificar.

 

Documentos relacionados  

 

Retrato de hombre
Retrato de hombre.
Lápiz sobre papel ; 22 X 14 cm. Passe partout en cartón arte.
José Epifanio Torres Prieto
José Epifanio Torres Prieto. 

Lápiz y tinta sobre papel ; 27 X 21 cm. Passe partout  en cartón arte.

José Ignacio Paris
José Ignacio Paris.

Tinta, aguada y lápiz sobre papel; 14 X 9 cm. Passe  partout en cartón arte.

Dr. Diego F. Gómez
Dr. Diego F. Gómez.
Litografía: 11 X 9 cm plancha; 22 X 17 hoja. Passe partout en cartón arte.
Laureano Copete de los Copete bogotanos.
Laureano Copete de los Copete bogotanos.
Dibujo original: tinta y acuarela sobre papel; 20 X 11 cm. Passe partout en cartón arte.
Don Manuel Cordovez
Don Manuel Cordovez. 

Chileno casado en Popayán con la señora Moure.
Acuarela y tinta sobre papel ; 21 X 13 cm. Passe partout en cartón arte.

Antonio Morales Galavis.
Antonio Morales Galavis. 
Casado con Ana María Espinosa Prieto.  
Tinta sobre papel; 26 X 10 cm. Passe partout en cartón arte.
Gertrudis Morales Espinosa
Francisca Espinosa.
1820, Tinta sobre papel; 26 X 10 cm. Passe partout en cartón arte.
Liborio Mejía.
Liborio Mejía.
Entre el conjunto de bocetos al carboncillo, Espinosa realizó una galería de próceres de la Independencia. De medio cuerpo y en escorzo, dibuja al general Liborio Mejía con traje militar. Prócer antioqueño y último presidente de la Primera República que murió fusilado después de la batalla de Cuchilla del Tambo en 1816.

Dibujo en el que se representa a Bolívar manumitiendo los esclavos.
Grabado en el que se representa a Bolívar manumitiendo los esclavos, P. Tenerani. 
aaa

Héroes y heroínas

Subir

Las series de retratos de héroes y heroínas realizados por Espinosa durante el siglo XIX conformaron un panteón de héroes y notables fundadores de la República caracterizados por determinados biotipos y atuendos, como ejemplos de virtudes, así se buscaba preservar la memoria histórica con las imágenes. Estas imágenes fueron reproducidas ampliamente por otros artistas.

Estos retratos de héroes y heroínas son bastante canónicos, siguen normas compositivas similares, sin importar al personaje que representen. Sea de perfil, en escorzo o de frente, los héroes siempre aparecen en primer plano, imponentes, hieráticos y monumentales, pudiendo tener un color plano de fondo, estar en un recinto o en alguna escena épica.

Retrato de Bolívar de medio cuerpo y con un paisaje de fondo realizado por José María Espinosa en 1830.
Retrato de Bolívar de medio cuerpo y con un paisaje de fondo realizado por José María Espinosa en 1830. Museo Nacional de Colombia. 
Originalmente Espinosa pintaría a Bolívar con trajes civiles. El cuadro fue intervenido en 1858 por Narciso Garay y A. Hagen quienes repintaron el actual traje militar que aparece en la obra.
aaa

Simón Bolívar

Subir

Simón Bolívar es uno de los personajes más representados de la época. Se cuentan centenares de imágenes que han sido realizadas en diferentes épocas y países europeos y americanos, destacándose Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú y Bolivia como los de mayor producción iconográfica. Uno de los creadores de la iconografía bolivariana fue José María Espinosa. En sus retratos, el artista destaca a Bolívar como ciudadano militar y como héroe libertador victorioso portando su casaca militar.

Los dibujos y pinturas de Bolívar sirvieron de modelos para posteriores retratos del Libertador. Parte de la iconografía de próceres de Espinosa fue reproducida en litografías por la casa parisina Lemercier en la década del cuarenta, lo que permitió la difusión de estos retratos como modelos de representación.

Francisco de Paula Santander, ca. 1840. Miniatura de José María Espinosa.  Colección Museo Nacional de Colombia. Reg. 569
Francisco de Paula Santander, ca. 1840. Miniatura de José María Espinosa.  Colección Museo Nacional de Colombia. Reg. 569
aaa

Francisco de Paula Santander

Subir

La mayoría de los retratos de Santander fueron realizados como homenaje póstumo al primer presidente de la Nueva Granada. Una pequeña miniatura hecha por Espinosa retrata a Francisco de Paula Santander con traje militar. Esta a obra data de 1840, el mismo año de la muerte del prócer.

Retrato de Francisco de Paula Santander, 1853.
Francisco de Paula Santander.
25 de mayo de 1853. Óleo sobre tela (228 x 145 cm), Museo Nacional de Colombia.
Como homenaje póstumo al General Santander, Espinosa lo representa de cuerpo entero, en traje militar, lo que le da un carácter épico y monumental, lectura reforzada por las escenas bélicas como la batalla del fondo. El general sostiene en alto la constitución. De esta pintura se conserva el boceto en tinta china y lápiz preparatorio del óleo posterior. El boceto detalla el rostro y el cuerpo. Además de mostrar la manera de componer y dibujar cuerpos de Espinosa siguiendo el canon de las ocho cabezas.
 

Retrato de Antonio Ricaurte a los 18 años.
Retrato de Antonio Ricaurte a los 18 años. 
Lápiz sobre papel blanco. Passe partout en cartón arte.28 x 15 cm.
aaa

Los jóvenes héroes: José María Córdova y Antonio Ricaurte

Subir

Los retratos de Espinosa tienen la particularidad de humanizar a los personajes de la Independencia, pues no sólo los presenta en los momentos de su gloria militar, sino que les dedica pinturas y dibujos para mostrar la infancia y juventud de estos héroes. Tal es el caso con José María Córdova (1799-1829) y Antonio Ricaurte (1786-1814).

Una acuarela muestra la infancia del general Córdova y sus juegos habituales. Esta obra alegórica es bastante singular y forma parte de la serie de los héroes niños. El general aparece como un pequeño niño que monta un caballo de palo. Espinosa en la acuarela resalta los futuros talentos militares de Córdova. Esta pintura fue realizada dos años antes del asesinato de Córdova. El propio Espinosa había luchado al lado del héroe en la batalla del Rio Palo en 1815.

Otro de los curiosos estudios a lápiz realizado por Espinosa trataría sobre la juventud del héroe Antonio Ricaurte, que aparece de cuerpo entero, sombrero y ropas civiles, alejando al personaje de la referencia militar.

Infancia de José María Córdova
Infancia de José María Córdova.
Acuarela, 24 x18 cm. Tomado de: www.colarte.com

Asesinato del General Sucre en Berruecos
Asesinato del General Sucre en Berruecos, 1845. Museo Nacional de Colombia. 
aaa

Antonio José de Sucre 

Subir

Antonio José de Sucre (1795-1830), nativo de Cumaná y vencedor de las batallas de Pichincha y Ayacucho, fue también el primer presidente de Bolivia y potencial sucesor de Bolívar. El mariscal de 35 años fue asesinado a disparos el viernes 4 de junio de 1830 en las montañas de Berruecos por el sendero a Cabuyal, donde lo esperaban los asesinos Apolinar Morillo, José Erazo, Juan Gregorio Sarria y tres acompañantes. Estos habían sido contratados supuestamente por el general José María Obando, comandante de las tropas del Cauca, y el general ecuatoriano Juan José Flores

La versión de Espinosa de 1845 sobre la muerte del mariscal de Ayacucho fue inspirada en la pintura de Pedro José Figueroa de 1835. En la obra se aprecia al mariscal derribado por un disparo en la sien, mientras su montura huye despavorida. En la parte superior izquierda, ocultos entre los arbustos emergen los asesinos, y en los planos de fondo viene a lo lejos Lorenzo Caicedo el ayudante del mariscal.

La muerte del héroe, sea de forma violenta o por causas naturales, es el fin de su vida en la tierra, el final romántico de su jornada épica. Es la conclusión de una vida entregada a la libertad y a la patria, donde los intereses propios e individuales son dejados de lado por el bien del colectivo de la sociedad. Son vidas idealizadas por la tradición y por el arte, modelos morales y éticos que sirven de ejemplo de virtudes republicanas.

Retrato de Policarpa Salavarrieta
"Policarpa Salavarrieta", 1855, Óleo sobre tela (34 x 24,3 cm), Museo Nacional de Colombia.
aaa

Policarpa Salavarrieta

Subir

Con el advenimiento de la República aumentó la participación femenina en los temas pictóricos, principalmente las mujeres familiares de los artistas, de los próceres y las que forman parte de la élite criolla fueron retratadas en delicadas miniaturas en marfil y después en pinturas al óleo de mayores formatos. Frente a la mayoría de representaciones heroicas masculinas, Policarpa Salavarrieta se convirtió en un caso particular, ya que a partir de mediados del siglo XIX aumentó considerablemente su iconografía. Su efigie se vuelve protagónica para integrar a la mujer en la construcción de la nación. Ella es la heroína por excelencia.

Aunque Espinosa no fue el primero (ya existían obras desde 1825), fueron sus pinturas las que difundieron la imagen más conocida de la heroína. José María Espinosa pintó varios retratos de Policarpa entre 1855 y 1857. La Pola en capillaes innovadora al presentar a la heroína durante su prisión y momentos antes de ir al cadalso. En este retrato es representada como una joven y bella mujer con traje azul y cabellos ondulados. La pintura se destaca por sus colores vivos, fuertes y modulados, con una composición más dinámica y una construcción anatómica rigurosa. La obra se aleja de la típica representación en el cadalso de la prócer. El actual billete de diez mil pesos con la efigie de la Pola fue basado en esta pintura de Espinosa.