Fragmento de "Simón Bolívar, gefe supremo de la República, capitán - general de los exércitos de Venezuela y de la Nueva Granada, a los pueblos de la Provincia de Caracas"
Fragmento de proclama: "Simón Bolívar, gefe supremo de la República, capitán - gen18eral de los exércitos de Venezuela y de la Nueva Granada, a los pueblos de la Provincia de Caracas", 1818
aaa

La ansiada libertad (1821-1830)

Volver

Con la expedición de la Constitución de Cúcuta en 1821, los magistrados de la República se jactaban de haber dado a luz el más precioso hijo que jamás hubiera visto o imaginado la nación desde sus tiempos de esclavitud. Después de las inmensas pérdidas materiales y humanas que había producido la guerra y de los enormes sacrificios que había implicado para los americanos, la ley fundamental de la República, nuevo pilar de su devoción y respeto, ondeaba con la bandera como señal de renacimiento. Pese al estado de miseria material, una llama de esperanza iluminaba el corazón de los recién conversos republicanos: el nuevo sistema parecía ser la verdadera fuente de la felicidad. Sin embargo, y a pesar de la auténtica fe que muchos manifestaron en él, en cuestión de pocos años el fracaso se hizo evidente. No en vano la fragmentación regional y los enfrentamientos entre poderes locales presentes por casi tres siglos, habían demostrado durante los primeros años de la independencia cuán frágiles eran los vínculos de la unión.

«[…] ustedes parecen (hablando claro), como perros y gatos, que no tienen paz, parece como que si todos no fuéramos de una misma nación y de una misma masa, ni aun los que no son del país no se portan asi como ustedes, yo creo que no quieren la felicidad de los que somos Ruanetas […]». (Tiburcio García, Bogotá, Imprenta de Bruno Espinosa, 1829. 

Documentos relacionados

"Simón Bolívar, presidente de Colombia. Proclama". Expedición de la Constitución de Cúcuta (1821) - Simón Bolívar, Rosario de Cúcuta, 8 de octubre de 1821. 

La unión de los pueblos de la Nueva Granada, Venezuela y Ecuador en la nueva República de Colombia había sido sellada por la Ley Fundamental expedida en Angostura el año de 1819, y era ahora ratificada por la Constitución de 1821. El sueño bolivariano de una gran nación de hermanos americanos se derrumbaría definitivamente en el año de 1831, dando lugar al surgimiento de tres Estados distintos.

"El Vice-Presidente de la República de Colombia, a los colombianos". La reelección de 1826 - Francisco de Paula Santander, Bogotá, 20 de marzo de 1826. 

Durante 1826, el presidente Simón Bolívar y el vicepresidente encargado del poder ejecutivo Francisco de Paula Santander fueron ratificados en sus cargos políticos por las elecciones populares adscritas a un sistema de representación indirecta que sólo capacitaba a unos pocos ciudadanos para elegir a sus representantes. Como era entonces usual en las artes de la diplomacia política, ambos mandatarios agradecieron honrados la confianza del pueblo, pero al tiempo se declararon inconformes con la decisión de ser prolongados en el poder, atendiendo a los peligros que representaba para la República el no relevo de los altos mandos políticos.

"Libertador de la república de Colombia". La reelección de 1826 (segunda parte) - Simón Bolívar, Bogotá, impreso por S.S Fox, 23 de noviembre de 1826. 

"Pedro A. Herrán, prefecto de Cundinamarca" expide Decreto sobre conmemoración de la conspiración septembrina (1829) - Pedro Alcántara Herrán, Bogotá, 28 de julio de 1829.

La animadversión política en contra de Bolívar se concretó en un intento de asesinato la noche del 25 de septiembre de 1828. No sería la última vez que opositores políticos tramaran el asesinato de un líder. Aunque los amigos del Libertador, en la vocería de Pedro Alcántara Herrán, pretendieron fijar la memoria de este día en una ceremonia civil, los santanderistas harían su parte para evitarlo. En forma expedita, la conmemoración de esta fecha fue borrada de los anales de la historia nacional.

«El dia 26 siguiente se celebrará una misa solemne en las dos iglesias catedrales y todas las parroquiales del departamento, en acción de gracias al Ser Supremo, por haber salvado milagrosamente la vida del LIBERTADOR, y con ella la ecsistencia de la Patria y la Religión de nuestros Padres«[…] ustedes parecen (hablando claro), como perros y gatos, que no tienen paz, parece como que si todos no fuéramos de una misma nación y de una misma masa, ni aun los que no son del país no se portan asi como ustedes, yo creo que no quieren la felicidad de los que somos Ruanetas […]».

Proclama de despedida. "El Libertador a los colombianos". (1830) - Simón Bolívar, Bogotá, impreso por J.A Cualla, enero 20 de 1830. 

Decepcionado por las difíciles condiciones políticas de la República de Colombia, el Libertador se retiró para siempre de la vida política a comienzos de 1830. Lo hizo aquejado por las voces que clamaban la separación y las difíciles relaciones con sus enemigos políticos, a quienes acusaba de haber distorsionado su imagen a través de la imprenta. Bolívar moriría pocos meses después, el 17 de diciembre, en Santa Marta, en la hacienda de San Pedro Alejandrino, deseando conjurar con su muerte la desgracia en curso de la República agonizante.