El Martillo, Pereira, No. 18, marzo 3 de 1917

El Martillo, Pereira, No. 18, marzo 3 de 1917.

aaa

Diversos tipos de prensa obrera

Volver

Temas relacionados:

Prensa artesanal obrerista
Prensa radical
Prensa socialista 
Prensa socialista revolucionaria
Prensa anarquista

La prensa obrera contribuyó a la democratización de la cultura política colombiana al poner en discusión temas del mundo del trabajo (salario, sindicato, huelga o legislación social), o asuntos de actualidad nacional, vistos desde la perspectiva de los sectores populares. Ello no quiere decir que hubiera un punto de vista único, pese a las características comunes que compartían estas publicaciones, es posible establecer diferencias de acuerdo con su ideología política en: prensa artesanal obrerista, radical, socialista, socialista-revolucionaria y anarquista. Aunque no se puede hacer una división cronológica exacta, las dos primeras predominan a comienzos del siglo XX, mientras que las restantes aparecen después de 1915 y se consolidan en la década de 1920 por la influencia de la revolución Rusa y el avance del movimiento obrero en nuestro país.

Documentos relacionados 

Archivos disponibles en 

Artículo: "Lo que es la imprenta” 25 de febrero de 1919. Página 2. En: El piloto, Bogotá, No. 1, 1919. 

El Faro, Enero 26 de 1906, No. 5

El Faro, Enero 26 de 1906, No. 5

aaa

Prensa artesanal obrerista

Subir

Esta prensa representó el tránsito entre el mundo artesanal y el mundo obrero. Era artesanal por su condición de clase, pero obrerista por su imaginario y su concepción ideológica y cultural. Cronológicamente, la mayoría de los periódicos de este tipo se publicaron entre 1909 y 1918, aunque debe mencionarse un breve período de efervescencia, entre 1904 y 1906. Se destacaron títulos como: El Faro, La Razón del Obrero, El Proteccionista, La Unión Obrera, El Obrero Moderno y El Artesano.

Eran periódicos relacionados con partidos, gremios o asociaciones obreras. De carácter progresista y reformistas, no buscaban rupturas radicales con el orden establecido, sino, más bien, una ampliación del campo político, de manera que se incluyeran sus reivindicaciones; difundían las ideas liberales heredadas de la Revolución Francesa y, teóricamente, rechazaban los partidos políticos, aunque en la práctica algunos mantenían vínculos con el liberalismo o el republicanismo. Algunos periódicos expresaban un sentimiento antiimperialista, derivado de la pérdida de Panamá y la intervención de Estados Unidos en México durante la revolución.

Documentos relacionados 

El Faro, Enero 26 de 1906, No. 5.

La razón del Obrero, No. 9, 28 de septiembre de 1910.

 El Símbolo, Cartagena, No. 9, 29 de septiembre de 1910
El Símbolo, Cartagena, No. 9, 29 de septiembre de 1910. 
aaa

Prensa radical

Subir

Era una prensa combativa, donde predominaba la crítica ácida, la denuncia y la agitación. Se caracterizó por un marcado carácter anticlerical, defensa a ultranza de los principios del liberalismo radical y la difusión de ideas socialistas y, en menor medida, anarquistas. A diferencia de la prensa artesanal–obrerista, estas publicaciones, no dependían de partidos o gremios, sino que obedecían a iniciativas individuales o de pequeños grupos informales. Los periódicos más representativos fueron: El Símbolo (Cartagena), El Comunista (Cartagena), Ravachol (Bogotá), Chantecler (Bogotá), El Martillo (Pereira), El Ariete (Bogotá), El Látigo (Puerto Tejada) y Verbo Rojo (Tuluá).

Por su carácter anticlerical desplegaron una intensa campaña de denuncia de la corrupción, doble moral y compromiso con el poder por parte de las altas jerarquías de la Iglesia católica, así como su desmedida intromisión en todos los aspectos de la vida social y cultural del país. Eran anticlericales, pero no ateos, pues reivindicaban claramente un socialismo cristiano y destacaban a Jesús como el “primer socialista” que existió en el mundo. 

Documentos relacionados 

El Símbolo, Cartagena, No. 9, 29 de septiembre de 1910

El Martillo, Pereira, No 3, 29 de octubre de 1916 

  

La Ola Roja, 23 de abril de 1920

La Ola Roja, 23 de abril de 1920.

aa

Prensa socialista

Subir

Se destacan periódicos como El Piloto, El Luchador, La Libertad, El Cóndor, Sindicato central Obrero, La Ola Roja y El Baluarte. Sus páginas recogieron la discusión sobre la necesidad de adoptar la ideología socialista y de crear un partido que tuviera cobertura nacional. La fundación del Partido Socialista en 1919 estimuló la creación de periódicos en diferentes lugares del país, donde se difundieron los principios del nuevo partido y se impulsaron los primeros esfuerzos por poner a funcionar la estructura organizativa a nivel local y departamental.

Dos factores fueron esenciales en el tránsito de la prensa artesanal–obrerista y de la prensa radical hacia la prensa revolucionaria, por un lado, el impacto de la Revolución Rusa en 1917, y por otro, la fundación del Partido Socialista en 1919. El primero, no sólo aportó elementos teóricos sino un ejemplo de cambio social concreto por vías de hecho, y acentúo el sentimiento de pertenencia a una comunidad internacional que perseguía un mismo fin. Por su parte, la creación del Partido Socialista, bosquejó una perspectiva nacional para las organizaciones de los trabajadores. 

Documentos relacionados 

Archivos disponibles en 

Artículo: “La Plataforma: La Bandera roja, símbolo del socialismo” en: La Democracia, No. 10, Cali, julio 26 de 1919, p.1.

El socialista. Bogotá 1 mayo 1934

El Socialista, Bogotá, No. 515, 1 de mayo de 1928

aaa

Prensa socialista revolucionaria

Subir

Esta prensa se diferenció de las publicaciones obreras anteriores, porque, aunque mantenía una visión evolucionista, consideraba que el camino para la implantación del socialismo era la “revolución social”. Esto hizo que asumiera un tono beligerante y que en algunos momentos, incluso, llamara abiertamente a la insurrección popular. Se destacan títulos como La Humanidad (Cali), Vox Populi (Bucaramanga), Por la Unión (Cienaga), El Faro (Neiva), La Justicia (Medellín), Bohemia Libre (Buenaventura), El Microbio (Riosucio), Vanguardia Obrera (Puerto Berrío), El Pueblo (Girardot), El Moscovita y El Avance (Líbano), Revolución y Nueva Era (Bogotá).

Entre sus principales características cabe destacar la difusión de un “discurso ideológico pluralista” que mezclaba, liberalismo, marxismo, socialismo utópico, cristianismo, anarquismo y confianza en la ciencia y en la razón. Su discurso era marcadamente antiimperialista y desplegó frecuentes campañas de solidaridad con las protestas obreras y campesinas que caracterizaron el último lustro de la Hegemonía conservadora. Junto con la prensa anarquista dio gran importancia a la situación de la mujer.

Documentos relacionados 

El Socialista, Bogotá, No. 515, 1 de mayo de 1928

Emblema del grupo anarquista Pensamiento y Voluntad

Emblema del grupo anarquista Pensamiento y Voluntad, editor del periódico del mismo nombre. Luz Angela Nuñez, “El obrero ilustrado”, Bogotá, Ediciones Uniandes, 2006, p. 165.

aaa

Prensa anarquista

Subir

Desde 1910 algunos periódicos, como Ravachol, reivindicaban el anarquismo, pero no reflejaban una claridad teórica frente al significado de dicha ideología. Esto cambió durante los años veinte, con el surgimiento de grupos libertarios más definidos ideológicamente, que se dotaron de órganos periodísticos para dar a conocer sus ideas. Las publicaciones anarquistas más reconocidas eran La Voz Popular, El Libertador y Pensamiento y Voluntad (Bogotá), Vía Libre (Barranquilla) y Organización (Santa Marta).

Esta prensa compartía un núcleo temático común: difusión del proyecto anarcosindicalista, exaltación de los obreros, apoliticismo, internacionalismo, anticlericalismo y ateísmo, antimilitarismo, preocupación por la situación de la mujer y difusión de artículos de anarquistas reconocidos, como Reclús, Kropotkin, Anselmo Lorenzo, entre otros.