Revista de industrias, No. 3, agosto de 1924.

Revista de industrias, No. 3, agosto de 1924. (Fotografía "Bavaria- mujeres"), p. 89.

aaa

Contexto

Volver

Temas relacionados:

Modernización e industrialización
Movimiento obrero
Huelgas y protesta social

Las tres primeras décadas del siglo XX, constituyeron un período de transición, de un país rural, aislado del mundo exterior, a otro vinculado al comercio mundial a través del café, y con un mercado nacional unificado que posibilitó incipientes procesos de industrialización y urbanización. Sin embargo, debe anotarse que este proceso de modernización se presentó solamente en algunas regiones, configurando un panorama donde tradición y modernidad convivían como dos caras de la misma moneda. Adicionalmente, no todos los sectores sociales fueron incluidos ni beneficiados, generándose fuertes tensiones sociales y el surgimiento de las primeras organizaciones sindicales que buscaban reivindicar los derechos de los trabajadores. 

Salón de hilados Revista de industrias, No. 18, noviembre de 1925.  p. 176Salón de hilados Revista de industrias, No. 18, noviembre de 1925.  p. 176

aaa

Modernización e industrialización

Subir

 

En la década de 1920 la economía nacional creció de manera extraordinaria y posibilitó el aumento de la inversión pública del Estado, principalmente en obras públicas. Además del crecimiento de las exportaciones de café, esta bonanza tuvo su origen en la indemnización que recibió el país por la pérdida de Panamá (25 millones de dólares) y varios préstamos otorgados al país. En esta década, además, se consolidó una incipiente industria textil, de alimentos, bebidas y productos de consumo ligero, localizada principalmente en las ciudades de Bogotá, Medellín, Barranquilla y Cali, que se convirtieron en los polos de desarrollo regional más importantes del país. Estas transformaciones permitieron, aunque en una escala todavía moderada, procesos de transformación urbana, expansión de la red vial y ferrocarrilera, erosión del régimen de hacienda y aumento del número de trabajadores asalariados y clases medias.

En este periodo también llegaron o se difundieron en el país importantes inventos que aceleraron las comunicaciones como el telégrafo, la radio y el cinematógrafo, pero la prensa escrita continuó siendo el instrumento político más importante para la creación de opinión pública.

 

El Gráfico, No. 816 1927

El Gráfico, No. 816 1927. (Fotografía manifestación obrera,enero 29), p. 604. 

aaa

Movimiento obrero

Subir

Desde mediados del siglo XIX el artesanado se constituyó en una fuerza social y política importante. Sin embargo, para principios del siglo XX, el protagonismo de los artesanos declinó ante el fortalecimiento del trabajo asalariado y el surgimiento del movimiento obrero, impulsado inicialmente por la onda expansiva de la economía cafetera y que pronto se ampliaría a las zonas de confluencia de los obreros de los enclaves y transportes.

El hecho simbólico que marcó el ascenso del movimiento de trabajadores dentro del conjunto de los sectores populares, fue el Congreso Obrero que sesionó en Bogotá en 1919, con delegados de diferentes regiones del país y que dio origen al Partido Socialista, primera asociación de trabajadores de carácter nacional. La duración de este partido fue corta pero se siguieron haciendo esfuerzos por conformar una nueva organización y durante tres años seguidos (1924-1926) se desarrollaron congresos obreros, donde confrontaron las principales tendencia políticas presentes entre el proletariado. De uno de estos congresos surgió, en 1925, la Confederación Obrera Nacional (CON) y, un año después, el Partido Socialista Revolucionario (PSR), que llegó a tener una importante influencia política hasta finales de la década gracias a una constante labor de organización y agitación entre los trabajadores.

 

El Gráfico, No. 684, abril 26 de 1924

El Gráfico, No. 684, abril 26 de 1924. (Fotografía huelga de tranviarios), p. 1340.
Fantoches No. 169 7 de septiembre 1929 Caricatura “El Crimen” Horrendo” 
Fantoches No. 169 7 de septiembre 1929
 
aa  

Huelgas y protesta social

Subir

Las principales acciones reivindicativas se desarrollaron en las áreas de enclaves y transportes y en menor medida en el sector fabril. Un primer ciclo huelguístico se presentó entre 1918 y 1920, liderado por los trabajadores de los transportes, ferroviarios y fluviales, coincidiendo con la masacre artesanal del 16 de marzo de 1919 y con la creación del Partido Socialista en este mismo año. Posteriormente, entre 1924 y 1928, se desarrolló un segundo ciclo huelguístico liderado, igualmente, por el sector transportes, pero también por los trabajadores de los enclaves (Tropical Oil Company, en Barrancabermeja, y United Fruit Company, en la zona bananera de Santa Marta), que coincidió con una compleja situación de agitación social liderada por el Partido Socialista Revolucionario. La masacre de las bananeras, el 6 y 7 de diciembre de 1928, puso fin a este ciclo huelguístico y posteriormente sobrevino un periodo de represión que, junto con errores propios de las organizaciones, debilitó seriamente el movimiento obrero.

Por medio de la protesta los trabajadores buscaban obtener la jornada laboral de ocho horas, descanso dominical remunerado, licencia de maternidad, prohibición o limitación del trabajo de menores, pago en dinero y no en vales, aumento salarial, mínimas condiciones de higiene en la vivienda y la alimentación y respeto a la soberanía nacional, entre otras. Se debe recordar que en esa época la legislación social era prácticamente inexistente y casi ninguno de estos aspectos estaba regulado, así como tampoco existía un marco jurídico claro para resolver los conflictos y el gobierno generalmente respondía con medidas fuertemente represivas. 

Documentos relacionados 

El gladiador, semanario político y de variedades. No. 16, 1919.

El gladiador, semanario político y de variedades. No. 17, 1919.

El gladiador, semanario político y de variedades. No. 18, 1919.

El gladiador, semanario político y de variedades. No. 19, 1919.

El gladiador, semanario político y de variedades. No.  20, 1919.

El gladiador, semanario político y de variedades. No. 21, 1919.

El gladiador, semanario político y de variedades. No.  22, 1919. 

El gladiador, semanario político y de variedades. No. 23, 1919.

El gladiador, semanario político y de variedades. No.  24, 1919.

El gladiador, semanario político y de variedades. No. 25, 1919.

El gladiador, semanario político y de variedades. No. 26, 1919.

El gladiador, semanario político y de variedades. No. 27, 1919.

El gladiador, semanario político y de variedades. No. 28, 1919.