Geografía de las Plantas de Humboldt
Geografía de las Plantas de Humboldt
aaa

Americanismo y la Ilustración criolla 

Volver

Temas relacionados:

El viaje científico de Humboldt "el segundo descubrimiento de Améríca"
La obra geográfica y cartográfica de Caldas
Mapa de la provincia de Antioquia

El clima de reformas sociales, políticas y científicas que vivió la Nueva Granada en las últimas décadas del siglo XVIII fortaleció unaéelite criolla interesada en la adquisición y aplicación del conocimiento científico ilustrado como la forma más precisa de explicar su realidad, y como el mejor medio para apropiarse del territorio americano y asegurar su mejor integración al orden europeo.

Así, criollos como Francisco Antonio Zea (1766-1822), Francisco José de Caldas (1768-1816) o Jose Manuel Restrepo (1781-1863) se sintieron portavoces de los proyectos científicos y sociales de la Ilustración, y fueron considerados como aliados de los propósitos científicos de la corona en la investigación de las cualidades y riquezas explotables del virreinato.

El contacto de los criollos ilustrados con los naturalistas europeos Alexander von Humboldt y Aimé de Bonpland que viajaron por varias colonias americanas españolas (1799-1804), incluyendo la Nueva Granada, dio un impulso importante en las aspiraciones científicas y políticas de esta élite de criollos y puede entenderse como un acontecimiento cultural de profundas implicaciones en el desarrollo del americanismo y de las ciencias geográficas decimonónicas. El viaje científico de Humbolt fue calificado por Simón Bolívar como el "segundo descubrimiento de América.

Actualmente se presenta una controversia sobre la influencia científica reciproca que pudieron tener Humboldt y algunos criollos ilustrados como Caldas, y el impacto que dichos intercambios pudieron tener en los posteriores movimientos de emancipación americana. Por ejemplo, existe el mito de que Humbolt plagió algunos conocimientos geográficos y botánicos de Caldas, a la par que se suele considerar que fue por el encuentro con Humboldt que Caldas advirtió la centralidad de la geografía para el posterior desarrollo de sus proyectos científicos y políticos.

Lo cierto es que el destino de ambos personajes nos revela bastante sobre el papel que jugaban los conocimientos geográficos y naturales en el mundo social en el que cada uno vivía. Humboldt publicó en París entre 1804 y 1827 una monumental obra con los resultados de su expedición americana bajo el título de Viaje a las regiones equinocciales del Nuevo Continente, consagrándose en Europa como una de las autoridades científicas más importantes del siglo XIX, visibilizando al público europeo la importancia de la naturaleza americana y estructurando un cuerpo monumental de conocimientos que llevaron a llamarlo posteriormente como “el padre de la geografía moderna”. Mientras que Caldas, marginado y sin el apoyo necesario por parte de la Corona para llevar a cabos sus principales proyectos geográficos y cartográficos, terminó siendo fusilado en 1816 durante la Reconquista Española, por su participación como ingeniero militar en la elaboración de mapas al servicio de las autoridades independentistas.

Detentar el tipo de conocimiento que pregonaba el ideario Ilustrado y ser interlocutores de figuras de la ciencia europea como Humboldt y Bompland, significó para criollos como Caldas asumir un poder con el cual, una vez desencadenada la serie de hechos que llevarían a la Independencia, justificarían su supremacía y derecho al poder dentro de las esferas gubernamentales de las nuevas repúblicas. Tal es el caso de José Manuel Restrepo, quien había sido formado por Caldas en astronomía, geografía y cartografía, y quien en 1809 elaboró un mapa de la provincia de Antioquia  originalmente destinado a las autoridades coloniales y un “Ensayo sobre la geografía, producciones, industria y población de la provincia de Antioquia, en el Nuevo Reino de Granada”, publicado en el Semanario del Nuevo Reyno de Granada. Estas publicaciones facilitaron a Restrepo el acceso, después de los hechos del 20 de julio de 1810, a cargos importantes de las autoridades civiles y militares en Antioquia.

Puentes naturales de Icononzo
Puentes naturales de Icononzo
aaa

El viaje científico de Humboldt "el segundo descubrimiento de Améríca"

Subir

En compañía del francés Aimé Bonpland, Alexander von Humboldt recorrió 10.000 kilómetros de América en tres etapas. Las dos primeras en Sudamérica, partiendo de Cumaná al alto Orinoco, visitando el río Casiquiare, que conecta la cuenca amazónica con la orinoquense. La segunda por los Andes del Nuevo Reino de Granada y de Quito, y la tercera recorriendo Cuba y la Nueva España, donde obtuvo las autorizaciones necesarias para recorrer el vasto territorio, con la condición de que no revelara esa información al gobierno de Estados Unidos. Humboldt recopiló gran cantidad de datos sobre el clima, los recursos naturales, la orografía, la flora y la fauna de la región, publicados en Viaje a las regiones equinocciales del Nuevo Continente, que engloba un número considerable de textos incluyendo: Vista de la Cordillera y monumentos de los pueblos indígenas de América (1810), Examen crítico de la historia de la geografía del Nuevo Continente (1814-1834), Atlas geográfico y físico del virreinato de la Nueva España (1811), Ensayo político del virreinato de la Nueva España (1811) yEnsayo sobre la geografía de las plantas (1805). 

Documentos relacionados 

Cuadros de la naturaleza - Alexander Von Humboldt, Madrid, Imprenta de Gaspar, 1876. 

Ensayo político sobre la Isla de CubaAlexander Von Humboldt, París, Libreria de Lecointe, 1836.

Alexander von Humboldt's reise in die Alequinoctial-gegenden des neuen continents - Alexander Von Humboldt, Stuttgart, J.G. Gotta'scher Berlag, 1861-1862.  

Carte hydrographique de la Province du Chocó

Carte hydrographique de la Province du Chocó

Carte hydrographique de la Province du Chocó. Esquissée d' après le plan de don Juan Donoso et les matériaux communiqués par le Gouvernement de la République de Colombia. Dessinée en Avril 1827, par Brué. Gravée à Paris, par Arlus- Adrien Hubert Brué y Alexander von Humboldt, París, 1827. Archivo Histórico Restrepo. 

Este mapa elaborado por Alexander von Humboldt y Adrien Hubert Brué, presenta los rasgos hidrográficos de los antiguos cantones de Citará y Nóvita (en los actuales departamentos de Chocó y Antioquia). En la extensa nota de la parte inferior derecha Humboldt aclara que se trata de un mapa borrador, sin la precisión astronómica debida, construido con base en distintas fuentes: un plan del río Atrato de 1780, por Juan Donoso, Capitán del Cuerpo de Ingenieros al servicio de España; materiales diversos proveídos por José Manuel Restrepo, Ministro del Interior de la República de Colombia; un mapa del Británico Sr. Illingrot, Capitán de Navío; y de testimonios proveídos por Joaquín de Acosta, oficial colombiano que conocía bien estas provincias y residía en París. Además de la jerarquía entre ciudades, villas y pueblos el mapa indica la presencia de minas de oro y platino. En el mapa se registra la cercanía de varias quebradas de las cuencas altas de los Ríos Atrato y San Juan, lo cual permitiría conectar los dos ríos a través de un canal que serviría de cruce interoceánico. Humboltd discute en otro documento la posibilidad de construir allí un canal haciendo referencia a los rumores de que el cura de Nóvita, Antonio de Cerezo había logrado construir un pequeño canal en 1788, el llamado Canal del Cura o Canal de Raspadura.

a
Carte de Colombie, Dressée d’ après les Observations Astronomiques de Mr. Alex. de Humboldt
Carte de Colombie, Dressée d’ après les Observations Astronomiques de Mr. Alex. de Humboldt

Carte de Colombie, Dressée d’ après les Observations Astronomiques de Mr. Alex. de Humboldt et celles des Navigateurs Espagnols. Par A. H. Brué, Géographes de S. A. Royale Monsieur. A Paris, chez l’Auteur Rue des Maçons-Sorbonne, No. 9. et chez les principaux Marchands de Géographie. Xbre 1823. Gravée sous la direction de l’Auteur. / Profil de l’Amérique Méridionale de l’Est a l’Ouest, par M. A. de Humboldt. / Chemin de la Guayra a Caracas d’après les mesures de Mr. A. de Humboldt, Boussingault et Rivero. / Hauteurs comparées des villes, Coupe idéale des Andes, de 21º de Latitude Boréale a 13º de Lat. Australe, par M.A. de Humboldt Adrien Hubert Brué, París, 1823. Archivo Histórico Restrepo. 

Este es el más influyente mapa francés sobre la Gran Colombia. Fue elaborado durante el reinado de Louis XVIII, durante el periodo de restauración de la monarquía francesa, luego de las guerras napoleónicas. En 1823 el Reino de Francia hacía parte de la Santa Alianza, cuya causa pro-monárquica era enemiga de las independencias americanas y de su carácter republicano. Por ello no hay nada en el mapa que indique que Colombia fuera una república independiente. Adrien Hubert Brué, geógrafo del rey, elaboró el mapa con base en las observaciones de Alexander von Humboldt en la región entre 1799 y 1803 y con los minuciosos y detallados trabajos cartográficos que la Expedición Fidalgo de la Armada Española llevó a cabo en la costa Caribe entre 1792-1810

Retrato de Caldas, grabado del Papel periódico ilustrado
Retrato de Caldas, grabado del Papel periódico ilustrado 
aaa

La obra geográfica y cartográfica de Caldas

Subir

Aunque generalmente Francisco José de Caldas es más recordado por sus aportes a la botánica y a la astronomía, su gran proyecto de vida fue la construcción de un mapa del Nuevo Reino de Granada y su mayor preocupación fue la geografía económica, sobre la que escribió ampliamente en el Semanario del Nuevo Reyno de Granada, así como en ensayos pequeños como la “Descripción de la ciudad de Quito” y cartas escritas a su amigo Santiago Peréz de Arroyo.

Pese a su empeño por lograr que las autoridades virreinales le comisionaran la realización del mapa de la Nueva Granada, no recibió el apoyo necesario de la Corona. Las autoridades habían encomendado esta tarea al español Vicente Talledo y Rivera.. Posteriormente, en plena crisis del Imperio español y tras los acontecimientos que llevaron a los hechos del 20 de Julio de 1810, Caldas le encontraría un nuevo sentido político a su proyecto cartográfico, esta vez al servicio de los nuevos gobiernos, pero conservando los mismos ideales ilustrados de orden y civilización que antes fueron defendidos en nombre de la Corona.

Así, en 1811, inicia la elaboración de un atlas por orden de Jorge Tadeo Lozano, presidente del Estado de Cundinamarca. En 1815, los mapas manuscritos se presentan al servicio del gobierno general de las “Provincias Unidas de la Nueva Granada”. Estos trabajos firmados por Caldas como “Coronel del Cuerpo Nacional de Ingenieros”, al igual que los mapas de carácter militar, elaborados para el gobierno de Antioquia, nunca fueron publicados. En vez, estos sirvieron de justificación para el fusilamiento de Caldas por parte las autoridades españolas en 1816.

Tal vez los mapas más interesantes de Caldas son sus perfiles de los Andes. En este tipo cartografía combinan sus conocimientos de geógrafo y botánico. Su objetivo es mostrar la distribución de los recursos naturales en las montañas equinocciales, esto es, la relación entre las plantas explotables comercialmente y las diferentes alturas y climas de la cordillera.

Documentos relacionados 

"Descripción de la Ciudad de Quito" - Francisco José de Caldas, manuscrito, ca. 1805. 

En este manuscrito se evidencia una faceta muy interesante del significado de la geografía económica para Caldas. El documento inicia con una descripción minuciosa de la cuidad de Quito, "la más populosa ciudad del virreinato" y de sus problemas higiénicos y de mal gobierno en relación con acueductos, cárceles, auspicios, etc. Al respecto, señala: "esta es la suerte de la América, suerte triste que la mantiene casi 300 años ha de un estado de abatimiento y de dureza a pesar de las intenciones paternales de nuestros reyes". El documento critica fuertemente también el "estado de relajación" de las órdenes religiosas en la ciudad. Esta descripción puede ser vista entre la página 1 y 8 del manuscrito.

Semanario del Nuevo Reyno de Granada - Bogotá, 1808-1810. Disponible en la biblioteca digital de la BLAA. 

El primer número del Semanario del Nuevo Reino de Granada inicia con el ya famoso “Estado de la Geografía del Virreynato de Santafé de Bogotá con relación a la economía y al comercio por don Francisco Fosé de Caldas, individuo meritorio de la Expedición Botánica del Reyno, y encargado del Observatorio Astronómico de la Capital”. Este documento es clave para comprender la visión que Caldas tenía de la geografía:

"Los conocimientos geográficos son el termómetro con que se miden la ilustración, el comercio, la agricultura y la prosperidad de un pueblo. Su estupidez y su barbarie siempre son proporcionadas a su ignorancia en este punto. La geografía es la base fundamental de toda especulación política; ella da la extensión del país sobre el que se quiere obrar, enseña las relaciones que tiene con los demás pueblos de la tierra, la bondad de sus costas, los ríos navegables, las montañas que le atraviesan, los valles que estas forman, las distancias reciprocas de las poblaciones, los caminos establecidos, los que se pueden establecer, el clima, la temperatura, la elevación sobre el mar de todos los puntos, el genio y las costumbres de sus habitantes, las producciones espontáneas y las que pueden domiciliarse con el arte. Este es el grande objeto de la geografía económica, tan antigua como nuestras necesidades".

"Primera época" una referencia inconclusa de Caldas a los eventos del 20 de Julio de 1810 - Francisco José de Caldas, manuscrito, 1810.

En el manuscrito en el que Caldas había plasmado su descripción de Quito, se encuentra un texto inconcluso en el que señala la participación de "varios hijos ilustres del sur" en los "sucesos graves del 20 de julio de 1810". El título dado por Caldas a estos párrafos deja entrever su intención original de relatar distintos episodios y momentos de los años posteriores a 1810, una "primera época" de una nueva era que iniciaba y que le cambió la vida a muchos criollos ilustrados como él. A continuación una transcripción de estos párrafos intrigantes:

"Primera época. Los sucesos graves del 20 de julio de 1810 en Santafé vinieran agitar el sur del Virreynato, en particular las provincias de Popayán, gobernada á la sazón por el inteligente é ilustrado D. Miguel Tacón. Como entre los autores de aquellos sucesos había varios hijos ilustres del sur, tales eran los Doctores Camilo y Gerónimo Torres de Popayán, y don Ignacio Herrera y D […] García, de Cali, los jefes de aquel movimiento se apresuraron á comunicarlo á los habitantes del sur, esperando encontrar en ellos".

Este texto puede ubicarse en la página 9 de este manuscrito.

 
Los mapas manuscritos de Caldas

Recientemente fueron recopilados y publicados por primera vez los mapas manuscritos de Caldas, que reposan dispersos en varias colecciones, incluyendo el Servicio Geográfico del Ejército (Madrid), ya que muchos de ellos fueron confiscados por las fuerzas del ejército "pacificador" de Pablo Murillo durante la reconquista, tras el fusilamiento de Caldas en octubre de 1816. La obra de Caldas puede clasificarse en varios tipos de mapas: el proyecto del atlas del Nuevo Reino de Granada, los perfiles botánicos de los Andes, los planos militares y los mapas de ríos, rutas y caminos. Adicionalmente, el mapa de la cuenca alta del río Magdalena fue impreso como inserto dentro del mapa del río Magdalena publicado por Humboldt en París en 1814.

Mapa de la provincia de Antioquia - José Manuel Restrepo, 1809.
Mapa de la provincia de Antioquia - José Manuel Restrepo, 1809
aaa

Mapa de la provincia de Antioquia - José Manuel Restrepo, 1809. 

Subir

A finales del primera década de 1800, el joven José Manuel Restrepo adquirió reconocimiento y autoridad como geógrafo y cartógrafo de la provincia de Antioquia gracias a sus mediciones geodésicas y barométricas realizadas durante el año de 1807 en 102 localidades de la provincia, y por la elaboración de un informe de geografía económica al gobernador Francisco de Ayala. A esto se sumar su mapa de la provincia de Antioquia de 1809 y la publicación de su “Ensayo sobre la geografía, producciones, industria y población de la provincia de Antioquia, en el Nuevo Reino de Granada”, publicado en el Semanario del Nuevo Reyno de Granada. Restrepo, estudiante de derecho, poco antes de los acontecimientos de 1810 había logrado entablar amistad con Caldas, quien lo había formado en astronomía, geografía y cartografía, y le había ayudado a corregir su mapa de la provincia de Antioquia. Pese a que no pudo ser publicado en su momento –pues las prensas existentes en la capital carecían de la tecnología para imprimir ilustraciones o mapas–, sí circuló con éxito entre los ilustrados neogranadinos. Todo indica que la labor de Restrepo como geógrafo y cartógrafo le estaban facilitando el acceso a un cargo en la burocracia imperial, cuando ocurrieron los hechos del 20 de julio. Serían precisamente los eventos de 1810 los que catapultarían a Restrepo hacia las esferas de mayor poder: la reputación ganada le permitieron situarse entre las autoridades civiles y militares que tomaban el liderazgo de la revolución provincial en Antioquia, mientras la Junta Central de Santafé quedaba bajo control de sus antiguos profesores de derecho. En los años siguientes, Restrepo participaría en la redacción de la constitución de Antioquia, las disputas federalistas y la organización de la guerra contra los españoles, lo cual lo llevó al exilio en Jamaica y Estados Unidos.

Tras la victoria de la reconquista española de 1816 y luego de la victoria militar de Bolívar sobre las tropas españolas, Restrepo regresó al país y se puso al servicio de los militares independentistas. Sus habilidades como geógrafo y cartógrafo fueron sin duda decisivas para ganar la confianza del vicepresidente Santander, a quien Restrepo obsequió su mapa de Antioquia de 1809, a manera de carta de presentación. El mapa sería considerado útil por Santander para la defensa de la región, pese a ser elaborado por un militar. Poco tiempo después de su acercamiento y declaración de lealtad a los militares gobernantes, Restrepo entraba en el círculo más cercano de personas de confianza de Santander y de Bolívar, siendo nombrado primero como secretario privado de Bolívar y luego como secretario del Interior de la República.