Charles Chaplin Spencer (1889-1977) por Jorge Franklin Cárdenas, ilustración en revista "Universidad”, 1929
Charles Chaplin Spencer (1889-1977) por Jorge Franklin Cárdenas, ilustración en revista "Universidad”, 1929
aaa

Los estilos y la gráfica

Volver

El estilo es un sistema de formas que al combinarse producen un efecto estético determinado. Estamos hablando desde el estilo dórico, uno de los más antiguos de la humanidad, hasta el Art-déco, el último de los estilos donde lo decorativo tuvo cabida en el siglo XX [1]. Este último estilo está presente en los trazos de los artistas que trabajaron para Germán Arciniegas.

El estilo Déco debe su nombre al impacto que produjo la Exposición de Artes Decorativas celebrada en París en 1925[2].  Fueron las láminas de moda francesa las que mayor efecto tuvieron sobre el mundo de los diseñadores [3], quienes llevaron al campo de las artes aplicadas (tapicería, confección de vestuario, carpintería, ilustración publicitaria, diseño de mobiliario, arquitectura) la línea geométrica como elemento compositivo.

Sin embargo, es vago indicar que solo el estilo Déco fuera la única influencia de los artistas de la época, pues según el historiador del Arte colombiano Álvaro Medina: 

“Entre 1913 y 1930, América Latina conoció un período de agitación cultura que estimuló el surgimiento de movimientos vanguardistas bajo las influencias del futurismo, el cubismo y el ultraísmo. Escritores y artistas jóvenes, unidos en el ideal de expresar de manera adecuada la realidad que afrontaban, se aglutinaron en grupos cuyas publicaciones, en general efímeras, se convirtieron en hitos de las historias culturales de los diversos países de nuestro continente” [4].

Como resultado de ese proceso renovador de las artes, indica el mismo profesor Medina, surgieron en Colombia tres revistas importantes, que fueron:

1. Voces, 1917 y 1920.
2. Los Nuevos, 1925.
3. Universidad, 1921-1922 (Director: Germán Arciniegas) y 1927-1929 (Director Baldomero Sanín Cano) [5].}

La aparición de las imágenes en las revistas de Arciniegas obedecía tanto al deseo periodístico por hacer figurar a una serie de personajes, pero además a un gusto relacionado con los nuevos estilos, pues no todas las imágenes elaboradas para las revistas correspondían a formas donde la representación literal de la realidad fuese el aspecto preponderante. Es en este sentido que, la abstracción geométrica se constituyó en factor característico del espíritu gráfico de la época. Esa característica formal del Art-Déco se puede ver en las  caricaturas que Jorge Franklyn, también en las viñestas que hace Scandroglio, pero además en la manera como se ilustran las escenas cotidianas urbanas, donde aparecen las damas y los caballeros vistiendo los trajes geométricos y modernos de la época. 

Para Álvaro Medina: “Universidad tuvo la originalidad de presentar en sus páginas a algunos de los jóvenes artistas colombianos que en la época aspiraban a ser actuales y modernos”[6]. Pretender ser moderno en los años 20 y 30 implicaba el ubicarse dentro de las tendencias de las vanguardias artísticas. Conviene tener en cuenta que la Historia del arte moderno en Europa fue un proceso de sucesos acaecidos de manera continua, donde las exhibiciones colectivas de artistas constituyeron el principal resonador de la actividad plástica. Por ejemplo, y sin contar lo sucedido en la segunda mitad del siglo XIX,  en 1912 Filippo Tommaso Marinetti organizó en París la primera gran exposición de los cuatro pintores que gestaron el futurismo italiano (Boccioni, Carrà, Russolo y Severini), por su parte los rusos Kasimir Malevich y Vladimir Tatlin participaban con otros catorce colegas de una muestra, también futurista, en San Petesburgo en 1915. Dicho fenómeno moderno creció de manera vertiginosa, aspecto que fue evidente cuando en 1922 la Primera exhibición de arte ruso en Berlín convocó a más de un centenar de artistas, entre ellos a Wassily Kandinsky, el padre de la pintura abstracta [7].

Las grandes exhibiciones de arte europeo contribuyeron a constituir un ambiente intelectual, que permitió orquestar la sinfonía de la modernidad, dinámica a la que se sumaron además las diferentes exposiciones mundiales realizadas para mostrar las últimas tendencias de la industria y las artes [8]. Bogotá también tuvo su propia gran exhibición, la cual se afiliaba a los diversos preceptos de consolidación del espíritu burgués; así, la Exposición del Primer Centenario de la Independencia de 1910 logró constituirse en un acontecimiento sin precedentes en la Historia nacional, un hecho paisajístico y arquitectónico que implicó la construcción de magníficos pabellones, entre ellos: El Egipcio, de las Bellas Artes, de la Industria, Quiosco japonés, Quiosco de la música, además de un templete hecho por la Compañía Samper donde se expuso la primera bombilla eléctrica en la ciudad [9].

La burguesía bogotana comenzó la asimilación de los imaginarios de las modas europeas a través de periódicos ilustrados como El Gráfico (1910) y la Revista Cromos (1916). Sin embargo, dichas ideas surgían también en Europa como vanguardia fertilizada por los temores que impuso la Primera Guerra Mundial, pero además ante la caída del régimen zarista en 1917. Definitivamente, en Bogotá todos estos hechos internacionales, sumados a la crudeza con la cual los gobiernos conservadores ejercían el poder, tuvo que causar un efecto fuerte en el espíritu de un joven liberal como Arciniegas.

Fue precisamente con algunos de esos antecedentes que Germán Arciniegas empezó a idear sus publicaciones, entre las que se destacan la Revista Universidad en los años veinte, la  Revista de las Indias de los años treinta, y la Revista de América (una publicación mensual del diario El Tiempo de los años cuarenta). El trabajo de Arciniegas fue de resistencia a los convencionalismos, especialmente por los establecidos editorialmente desde la dictadura de la prensa ligera (Cromos especialmente), su idea era entonces ahondar en las posibilidades intelectuales que tenía el estudiantado. Es en esa medida que la obra temprana de este notable historiador debe ser valorada.

[1] GIOVANNI CUTOLO, Lujo y diseño,  Barcelona, Santa & Cole, 2005.

[2]  ROSALÍA TORRENT; JOAN MARIN, Historia del Diseño Industrial: Una aproximación, Madrid, Cátedra, 2005, p. 225-252.

[3]  Les Élégances Parisiennes y La Gazette du Bon Ton fueron dos de las principales publicaciones de moda por medio de las cuales el gran público francés conoció los diseños geométricos del Déco. Una buena colección de estas láminas y revistas la conserva el Museo de la Moda y del Textil en París. FRANCOIS BOUCHER, Historia del traje en Occidente, París, Flammarion, 1965, p.398-399.

[4]  ALVARO MEDINA, El arte colombiano de los años veinte y treinta, Bogotá, Colcultura, 1995, p. 17.

[5]  MEDINA, Idem.

[6]  MEDINA, Idem.

[7]  BRUCE ALTSHULER, Salon to Biennial, Exhibitions That Made Art History, Vol. 1, London, Phaidon, 2008, 410 p.

[8]  Muy importante fue la Gran Exposición de Londres de 1852, aquella que mostró el primer edificio prefabricado en la Historia de la Arquitectura, una obra de Joseph Paxton conocida como el Palacio de Cristal. Con este tipo de exhibiciones  se inicia un proceso donde el consumo de mercancías viaja a la par con las tendencias artísticas, dinámica que contribuirá al asentamiento de las formas geométricas industriales como factor determinante de la estética moderna. Ese debate lo plantearon muy bien ideólogos del trabajo en Inglaterra como William Morris, John Ruskin y Henry Cole. RENATO DE FUSCO, Historia del Diseño, Barcelona, Santa & Cole, 2002.

[9]  LUIS CARLOS COLÓN, La ciudad de la Luz. Bogotá y la Exposición Agrícola e Industrial de 1910, Bogotá, Museo de Bogotá, 2005.

Adolfo Samper Bernal, ilustración en revista “Unversidad”, 16 de marzo de 1922
Adolfo Samper Bernal, ilustración en revista “Unversidad”, 16 de marzo de 1922
aaa
Francisco Bruno Scandroglio, ilustración carátula revista “Universidad”, 1927
Francisco Bruno Scandroglio, ilustración carátula revista “Universidad”, 1927
Arturo Quijano (1879-1935) por Jorge Franklin Cárdenas, ilustración en revista “Universidad” 13 de enero de 1929
Arturo Quijano (1879-1935) por Jorge Franklin Cárdenas, ilustración en revista “Universidad” 13 de enero de 1929
Adolfo Samper Bernal, Payasada "La huelga de policia...",  1926?.
Adolfo Samper Bernal, Payasada "La huelga de policia...",  1926?. 
Mujer con canasto de espalda, por Hormaza. Publicada en el Suplemento Literario de "El Tiempo", marzo de 1936
Mujer con canasto de espalda, por Hormaza. Publicada en el Suplemento Literario de "El Tiempo", marzo de 1936