El 3 de julio de 1823 se inicia la navegación a vapor por el Magdalena. La plenaria del Senado y la Cámara de Representantes le otorgaron al inglés Bernardo Elbers la concesión, por 20 años, para establecer la navegación a vapor por el este importante río; El objetivo era facilitar los procesos de comunicación y las actividades comerciales entre los departamentos de Cundinamarca y Boyacá con las provincias marítimas del Magdalena, el río empezó a ser recorrido por naves más rápidas y con mayor capacidad, marcando así una nueva etapa de los sistemas de transporte del país. Para mediados del siglo XIX, el transporte a vapor se estabilizó, pero entrando el siglo XX, el rio Magdalena fue decayendo a causa de la sobreexplotación ambiental, por lo que finalmente resultó no apto para la navegación y el comercio: la construcción de carreteras, ferrocarriles y el auge de la aviación fueron desplazando el uso de estas rutas hasta que en la década de 1930 prácticamente habían desaparecido. http://goo.gl/C9ZPTU

El 4 de julio de 1991 se promulgó la nueva constitución. Luego de 5 meses de espera, el grupo de 74 personas que conformaron la Asamblea Nacional Constituyente expidió una nueva constitución para nuestro país, dejando atrás 105 años de vigencia de la carta de 1886 que nos regía hasta el momento. La promulgación de la nueva constitución colombiana, que además es una de las más largas del mundo, se llevó a cabo el mismo día de su expedición en el Capitolio nacional, con la presencia del presidente de la República y los constituyentes, quienes firmaron el histórico documento mientras la Orquesta Filarmónica de Bogotá realizaba una presentación especial.

El 9 de julio de 1807 en la cárcel de Santa Fe de Bogotá se descubrió que el arriero que abofeteó al alcalde de la población cundinamarquesa La Palma era una mujer. El personaje que jamás fue identificado formalmente confesó haber utilizado traje masculino y desempeñado funciones de arriero por los campos de Cundinamarca durante casi 30 años. “El alboroto fue extraordinario, e inmediatamente el arriero fue llamado a confesar la verdad; lo que hizo agregando que siempre había trabajado honradamente y sin que hubiera tenido temor de que llegase a ser conocida su verdadera identidad. Las autoridades le exigieron que en adelante vistiera el traje femenino con pena de grave castigo” (Forero, 1952, p.117)

El 10 de julio de 1849 comenzó a circular en Bogotá Plus-Café, el primer intento de diario del país. El diario se calificaba de “político, literario, noticioso y comercial” pero según algunos historiadores, este periódico no tenía mayor interés informativo sino polemizar con la oposición. La característica principal, por la cual merece recordarse, es que fue el primer informativo impreso con periodicidad diaria. Fue redactado por José Caicedo y Rojas y financiado por el entonces ministro de Finanzas, Manuel Murillo Toro. Infortunadamente, debió suspender su publicación el 4 de agosto del mismo año, después de 23 números, porque no fue posible alcanzar siquiera la mitad de las 100 suscripciones, a diez reales por mes, que se habían propuesto desde un principio.

El 14 de julio de 1811 Antonio Nariño publica La Bagatela. Considerado como el segundo periódico de carácter político en el país, después del Diario del sabio Caldas), La Bagatela contó con gran acogida entre la sociedad santafereña, en especial quienes seguían los argumentos centralistas de Nariño. Duró 38 números y se destaca principalmente la publicación del 21 de julio en el No. 2 en dónde Antonio Nariño discute la “libertad de imprenta” del gobierno de Jorge Tadeo Lozano. Se puede leer en sus páginas: “Es cosa bien sabida que cuando se quiere prohibir indirectamente un género, no hay método más sencillo que recargarlo de impuestos. Aquí se sabe lo que cuentas el papel y la mano de obra de los impresores (…) De aquí nace en mucha parte que no veamos en la capital de… de… Cundinamarca, después de haber proclamado una absoluta libertad de imprenta, más que un Semanario Ministerial para don Josef Azevedo Gómez y ahora que querían aparecerse estas Bagatelas, antes de vender el primer exemplar (sic), me quita el gobierno 20; es decir 20 reales semanales, con que hay para hacer mi pobre mercado, y que el año componen la suma de 130 pesos; ¡contribución espantosa para un miserable periódico y mucha más para su autor” (p.6) http://goo.gl/CKa7L2

El 16 de julio de 1960 se inaugura la nueva Plaza de Bolívar. Con motivo de la celebración del sesquicentenario del Grito de independencia, fue remodelada la Plaza de Bolívar de Bogotá. Desaparecieron los jardines del siglo XIX y las fuentes colocadas a comienzos del siglo XX para darle paso a un ancho espacio cubierto de ladrillo y bloques de mármol, que en el centro tiene la estatua de Bolivar, fabricada por el escultor italiano Pietro Tenerani en el año 1843.

El 16 de julio de 1984 el ciclista Luis Herrrera gana su primera etapa en la Vuelta a Francia.  El muchacho de 24 años, nacido en Fusagasugá. Fue el primer ciclista aficionado en ganar una etapa en la competencia para profesionales más importante del mundo. “El jardinerito”, como ya se le conocía, subió en busca del mítico Alpe D’ Huez ganando y derrotando a las consagradas figuras del ciclismo mundial como Bernard Hinault y Laurent Fignon.

El 18 de julio de 1785 se imprime en Santa fe el Aviso de terremoto. Considerado, tradicionalmente, como la primera publicación periódica del país, apenas 5 días después del sismo que sacudió la ciudad a las 7 y 45 de la mañana, apareció el impreso con el título: “Aviso del terremoto sucedido en la ciudad de Santa Fe de Bogotá el día 12 de julio de 1785”, el misterioso periódico funcionó por dos entregas más y jamás volvió a ser publicado. Aunque no hubo mayores víctimas ni grandes destrozos, el pánico se apoderó de la población y uno de los pocos impresos sobre acontecimientos de la época fue este sobre este terremoto. http://goo.gl/EKO8lp

El 20 de julio de 1923, mediante la Ley 25 de ese mismo año, el gobierno central colombiano creó el Banco de la República, y a partir de allí éste funcionaría como el banco central del país. Esta institución fue organizada como una sociedad anónima, con un capital original de 10 millones de pesos-oro; de los cuales el Estado aportó un 50%, mientras que la otra mitad fue cubierta por bancos comerciales nacionales, bancos extranjeros y algunos empresarios. Esta entidad ha participado, de forma exclusiva, como el "banco de los bancos", dentro de sus funciones principales se encuentra la emisión de moneda legal colombiana, servir como prestamista de última instancia, administrar las reservas internacionales del país y actuar como garante y banquero del gobierno nacional. Cabe resaltar que el Banco de la República, desde la Subdirección Cultural, ha impulsado programas culturales y ha fomentado la lectura mediante la red de bibliotecas Luis Ángel Arango. Finalmente, la creación del Banco ha representado un elemento fundamental en la organización económica e institucional del país.

El 20 de julio de 1938 es inaugurada la actual sede de la Biblioteca Nacional de Colombia. Con la presencia de la primera dama de la nación: María Michelsen de López, y de sus director, Daniel Samper Ortega se llevó a cabo la inauguración del edificio que albergaría la memoria histórica y bibliográfica de la nación. En junio de 1932, Alberto Wills Ferro había presentado una propuesta para la construcción del nuevo edificio de la Biblioteca como resultado del estudió cuidadoso de la construcción y funcionamiento de grandes bibliotecas del mundo, como la Biblioteca del Congreso en Washington y modernas bibliotecas alemanas. Arquitectónicamente su propuesta se adaptaba a las necesidades de una biblioteca moderna como: almacenamiento de material bibliográfico, áreas de estudio y traslado de material desde los depósitos bibliográficos hasta los usuarios. Finalmente después de que los planos fueran enviados a la Dirección de Edificios Nacionales, los arquitectos Pablo de la Cruz y Eusebio Santamaría los reformaron parcialmente en cuanto a estructura y ornamentación, pero manteniendo su espíritu art decó, teniendo como resultado uno de los edificios más importantes del centro de la ciudad.

El 21 de julio de 1821 el Congreso de Cúcuta expide la Ley de libertad de partos. Dicha ordenanza dictaminó que los hijos de esclavos nacidos a partir de la fecha serían libres en todo el territorio nacional. Así se hizo efectiva la aparente iniciativa del Libertador para abolir la esclavitud en el menor tiempo posible, pero las diferentes circunstancias políticas no lo permitieron hasta 1851. La ley estableció también la prohibición del tráfico de esclavos y estableció juntas de manumisión, las cuales, en el mes de diciembre siguiente, otorgaron la libertad a un número considerable de esclavos en todo el territorio colombiano. http://goo.gl/svnsy0

El 22 de julio de 1895 nace en Medellín el poeta León de Greiff. Considerado uno de los más grandes poetas colombianos del siglo XX, un escritor destacado por su manejo de la sintaxis y gramática española, así como por  la calidad impecable de su escritura y humor. Estudió ingeniería en la Escuela de Minas, inició en Medellín su actividad poética con la publicación de la revista Panida que él mismo dirigió y con la cual contribuyó a iniciar un cambio en la poesía y la prosa colombiana. Recordamos los títulos de sus obras: Tergiversaciones, Variaciones alrededor de la nada, Prosas de Gastar, Fárrago, Nova et vetera. http://goo.gl/kkAjDz Dibujo de Alberto Arango Uribe 1897- 1941

 

El 23 de julio de 1860 nace el escritor José María Vargas Vila. Reconocido quizás como el primer escritor colombiano que haya tenido verdadera trascendencia internacional a pesar de su famosa promesa de no regresar jamás. Nacido en Bogotá, se destacó por ser una figura polémica, que señalaba que sus cenizas no fueran traídas a la patria que lo vio nacer. Antes de salir del país dirigió los periódicos La federación, Hispanoamérica y Némesis; fue un destacado periodista, un temido panfletario y escribió más de sesenta novelas. Entre sus obras literarias más valiosas cabe recordar: Aura o las violetas, Flor de fango, Ibis, Los césares de la decadencia y la muerte del cóndor. Murió en Barcelona, España, el 23 de mayo de 1933.

El 23 de julio de 1913 nace el poeta Eduardo Carranza. El poeta colombiano nació en la hacienda La Esperanza, vereda de Apiay, Departamento del Meta, el 23 de julio de 1913 y murió en Bogotá el 13 de febrero de 1985. Según algunos críticos literarios, Carranza desempeñó el papel de precursor del Movimiento Piedra y Cielo. Cabe señalar que su obra Canciones para iniciar una fiesta, aparecida en 1936, acentúo el fin del modernismo y el inicio de una poesía esbelta y emotiva, en la cual la música está presente y los temas de patria, amor, muerte y tierra hacen parte de las temáticas manejadas por este escritor. Años después publicó Seis elegías y un himno y Ellas, los días y las nubes. La Biblioteca Nacional de Colombia, como entidad encargada de salvaguardar el patrimonio bibliográfico y documental colombiano, está conservando y digitalizando el archivo oficial de las obras de Eduardo Carranza, quien además fue director de la BNC durante el período 1948-1951. Es importante resaltar que durante su permanencia en la dirección de la BNC se realizó una identificación de algunos incunables, libros, por cierto, de un gran valor histórico y patrimonial que reposan en la sala de seguridad del Fondo Antiguo. Por último, la BNC se enorgullece de presentar al público un libro digital (tipo app) disponible para tabletas con sistema operativo Android y Apple: http://goo.gl/4iJ67v

El 24 de julio de 1910 comenzó a circular en Bogotá la revista El gráfico. Considerada como la pionera del periodismo moderno en Colombia, su encabezado decía: “Ilustraciones, información, literatura y variedades”. Su primer director se llamó Alberto Sánchez e inicialmente fue editado por los hermanos Abrahán y Abdías Cortés, quienes, para su tiempo, poseían un moderno y actualizado taller tipográfico. Su valor en el repertorio hemerográfico de la nación se debe a que fue pionera en innovaciones en el campo de la información impresa, además de la introducción de novedosos gráficos y fotografías. Circuló hasta 1941 y por tal razón es una fuente de consulta imprescindible para quien desee conocer lo sucedido en una época de notable trascendencia para Colombia y el mundo.

El 28 de julio de 1823 El Congreso de Colombia crea el Museo Nacional. Fundado oficialmente por el vicepresidente Francisco de Paula Santander el 4 de julio de 1824, mediante el decreto expedido ese día se crea el centro de exhibición y conservación del legado artístico colombiano.  Según su página oficial: “Hoy en día las colecciones del Museo Nacional de Colombia -fruto de investigaciones antropológicas, donaciones y adquisiciones-, ascienden a más de 20 mil piezas, símbolo de la historia y el patrimonio nacional (…)El Museo ofrece a sus visitantes 17 salas de exposición permanente, en las cuales se exhiben alrededor de 2.500 objetos; un calendario de exposiciones temporales que ha permitido a los colombianos estar en contacto con importantes muestras de historia, arte y arqueología nacionales e internacionales; y una variada programación académica y cultural que incluye conferencias, conciertos, presentaciones de teatro y danza, vídeos y la Cátedra Anual de Historia ‘Ernesto Restrepo Tirado’, que se realiza de manera continua desde 1996.”

El 29 de julio de julio de 1883 nace el poeta Porfirio Barba Jacob. Este gran escritor antioqueño nació en la población de Santa Rosas de Osos, y fue bautizado con el nombre de Miguel Angél Osorio; sin embargo,  durante su vida pública se le conoció como Ricardo Arenales, Maín Jiménez y Porfirio Barba Jacob, entre otros seudónimos. Su poesía siempre estuvo marcada por ese tono de desolación y desgarramiento. Su poema más famoso, aunque no más conocido, es Canción de la vida profunda. Dentro su larga lista de poemas publicados se encuentra los siguientes Rosas negrasEl corazón iluminado y Antorchas contra el viento, los cuales le dieron fama en todo el continente, pero poco dinero. Fue un poeta solitario que deambuló por casi todos los países hispanoamericanos. Después de su largo, lento y angustioso peregrinar, murió en México a la edad de 59 años. 

El 31 de julio de 1767 el virrey Pedro Messía de la Cerda comunica a los padres de la Compañía de Jesús, la decisión del rey de España Carlos III para que abandonen el Nuevo Reino de Granada. Paradójicamente la expulsión de los jesuitas de las colonias españolas causó la creación de la Biblioteca Real de la Nueva Granada, la cual más adelante se convertiría, en 1822, en la Biblioteca Nacional de Colombia. El primer fondo documental de la Biblioteca Real estuvo conformado por la colección que perteneció a los padres jesuitas; esos libros en su gran mayoría versaban sobre religión, literatura, filosofía y astronomía.