Portada de La historia en cuentos.
Portada de La historia en cuentos.
aaa

La historia en cuentos 

Volver

Conocer la historia y ser consciente de que sin el pasado es imposible entender quiénes somos, fue otra de sus obsesiones. Después de haber publicado su primera novela, en 1952, Caballero Calderón y su familia se instalaron en España. En aquellos días los colegios estaban dominados por el franquismo y la versión de la historia era la acomodada y pálida cara oficial, así que decidió que tendría que inventar para sus cuatro pequeños hijos una serie que, en forma de cuentos, narrara aquellos hechos y personajes determinantes para la humanidad. Así nacióLa historia en cuentos, cuyos tres primeros volúmenes fueron publicados en 1953, ilustrados por Eduardo Vicente y Esplandiú.

En ellos se cuenta la historia de Cristóbal Colón, Simón Bolívar, Napoleón Bonaparte, los Incas, los conquistadores, Isabel la Católica, Teresa de Ávila y Cristo, entre otros, a través de los ojos de un niño que a su lado se transforma en héroe. En estas historias están todas las figuras que admiraba y consideraba superiores o extraordinarias. Según Beatriz Caballero en ellos “están plasmados su patriotismo, su cristianismo, su individualismo, su admiración por los conquistadores, su respeto por los príncipes indígenas, su desdén por los poderosos, su comprensión y simpatía por los humildes y su pasión por la libertad”.

En esos cuentos fue capaz de equiparar el caballo de Bolívar a Caperucita Roja buscando que ese recuerdo de la infancia perdurara tenazmente en la memoria de los hombres. “La historia es una cantera inagotable, y suple la imaginación a quien le falta. Cuando los niños empiecen a estudiar seriamente la historia, la propia y la universal, tendrán en el subconsciente incrustadas las figuras y las hazañas de los héroes”.