Sobre este especial


Mojicon

La investigación sobre la historieta nacional es escasa y, por lo general, producto de iniciativas individuales impulsadas por el ánimo personal de unos pocos lectores juiciosos. Hasta hoy, el fondo de la Biblioteca Nacional no había sido explorado en busca de la huidiza historia del cómic nacional, específicamente del publicado en prensa. Si bien una buena parte del desarrollo del arte secuencial colombiano se ha producido en revistas exclusivas de cómic, publicaciones independientes y fanzines, el escenario de los medios de prensa tiene la particularidad de incluir obras que de una u otra manera pretenden atraer a un público masivo o difundir información relevante para lectores en general.

En los escasos artículos y recorridos críticos por la historieta colombiana se le ha prestado demasiada atención a explicar las razones de sus deficiencias. Sin embargo, poco se ha escrito sobre qué ha contado el cómic hecho en nuestro país. Este recorrido por las viñetas publicadas en prensa durante los últimos 90 años es una invitación a leer, en muchos casos por primera vez en décadas, el trabajo de algunos de los principales historietistas colombianos. Estas obras son producto del deseo de utilizar una forma de expresión, a pesar de no contar con el apoyo de una industria editorial fuerte, y enfrentando la preferencia del público por los referentes internacionales más populares. Ojalá este recorrido permita ver más allá de los lugares comunes y descubrir el valor de los Mojicones y los Copetines, de los Tukanos y las Gaitanas, ya no como una intento fallido por copiar modelos externos, sino como apuestas por contar lo propio utilizando el arte y el exigente oficio del cómic.

Mojicon

La historieta nacional y su historia es un interrogante que sigue pendiente. Tal vez por las prevenciones que por décadas ubicaron a la historieta por fuera del ámbito cultural colombiano, hasta hoy se ha estudiado poco. Sin duda se sienten nuevos impulsos, no solo gracias al surgimiento de nuevos e interesantes talentos, sino además por iniciativas como el festival Entreviñetas que, junto a otros eventos, lucha por visibilizar la actualidad del cómic y la novela gráfica en el mundo.

Solo hasta hace dos años, la Ley del Libro incluyó a los cómics en sus beneficios y lo hizo gracias a una serie de iniciativas grupales lideradas por artistas, gestores, críticos y editores. Esperamos que este impulso logre abrirle un espacio al arte secuencial en nuestro país. Es claro que rastrear y visibilizar el patrimonio historietístico nacional es una pieza clave en ese proceso.

Consulte aquí la programación del V Festival Internacional de Cómic Entreviñetas, cuya sede en Bogotá este año será la Biblioteca Nacional de Colombia los días 18 y 19 de septiembre.


Créditos


Esta muestra es producto de una investigación adelantada por el investigador, editor y guionista Pablo Guerra con el apoyo de la Biblioteca Nacional de Colombia y el Festival Internacional de Cómics Entreviñetas. Habría sido imposible sin la brújula que aporta el Museo Virtual de la Historieta. Esperamos que con esta nueva investigación se complemente la información que allí se encuentra.

Investigación y textos: Pablo Guerra

Coordinación editorial: María Alejandra Pautassi

Diseño y concepto gráfico: Miguel Ángel Guzman

Edición y corrección de textos: Patricia Miranda

Digitalización: Daniela Fernández y Wilson Méndez (Grupo de Conservación Biblioteca Nacional de Colombia)