La Alberto Hincapié es nuestra casa

Al inicio de la pasantía imperaba en la Biblioteca Municipal Alberto Hincapié una quietud y un silencio de piedra: las mesas sin ningún libro, las sillas vacías y las colecciones como hileras de ladrillos ordenados según un color. Esta imagen, esa sensación fría de soledad, ahora, después de tres meses es un recuerdo lejano, antiguo: sus nuevos usuarios, los niños y adolescentes hacen espontáneamente grupos para compartir la lectura de un libro; asisten a las tardes de Lectura y Pintura, de Orogami, de Refuerzo de tares, de Cine infantil. Allí conocieron las producciones mudas con Charlie Chaplin, The kid fue la primera, aunque al inicio la mayoría estaban renuentes, mostrando anticipadamente sus caras arrugadas de aburrimiento, basto sólo mirar al vagabundo caminar contoneándose hacia lado y lado para que sus rostros se relajaran. Al final, Camilo, un niño tocayo del pasante, expresó el sentimiento general de todos los pequeños: “Profe, la película era chistosa pero también triste. Me dieron ganas como de llorar.” Luego de una pausa, continuó: “¡¿Y la próxima semana también hay una de Charlie?!” De esta manera, se decidió hacer un ciclo de cine mudo.

A su vez, el taller de Origami ha sido un espacio donde se ha desarrollado las destrezas manuales, se ha estimulado su imaginación y los más importante, se han reforzado y promovido comportamientos positivos hacia la vida como la solidaridad y el respeto hacia los otros. En la última sesión, cuando plegamos la figura de una rana, un niño que largaba unas tijeras a un compañero, dijo sorprendido, casi para sí mismo, como si lo necesitara escuchar: “Es la primera vez que comparto”.

En Guaduas la Alberto Hincapié ha dejado de ser un monolito aislado, para ser una biblioteca que vive a través de sus usuarios.

Esta entrada fue publicada en Bitácora y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La Alberto Hincapié es nuestra casa

  1. nohora dijo:

    Execelente por el esfuerzo de promocionar actividades culturales y en especial La magía que transmite el cine siletente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− tres = 5

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>