Fiestas patronales en Condoto: Entre religión, bundes y chirimía

En este  lugar se vive la música, el río, el calor y la lluvia,   se amanece bailando mientras  el río crece inundando las calles, casas y negocios; a nadie parece importarle que la lluvia  no  se detenga y la inundación  sea inminente;  los cuerpos se mueven al son de la chirimía y  la salsa en   una noche  de baile y licor, de deseo  y amor, de fiesta y  sabor.

Cientos de personas reunidas frente a la iglesia, el equipo de sonido  traído del pueblo vecino  retumbando   en medio de la calle,  la fritanga, la cerveza y el ron  componen la escena de la última verbena popular de las fiestas en honor a Nuestra Señora  del Rosario  en el municipio de Condoto.

Llueve  cada vez con más  fuerza pero el baile continua; la música   hace que los movimientos sean espontáneos y  los cuerpos  acostumbrados al baile se muevan con naturalidad. Ya entrada la noche  la lluvia no importa, el agua  se confunde con el sudor de los bailarines que no se detienen. Una tras otra canción  la danza continua.

Las fiestas en Condoto son una mescla de  religión y parranda en donde la tradición  católica se confunde con los sonidos y prácticas  propias del  pacifico Colombiano. Durante 12 días la cotidianidad se interrumpe    y es responsabilidad de cada barrio honrar  a su  virgen patrona,  organizar un bunde (Desfile de comparsas),  armar las  comparsas, hacer las coplas en honor a la virgen, contratar el   grupo de chirimía para que anime el desfile  y organizar la verbena nocturna  en su barrio.

Cada noche un barrio de Condoto es el anfitrión de la parranda y sus calles se convierten  en  pista de baile, venta de licor y en  el lugar donde  entre  saltos, gritos y baile  el barrio al que le corresponde  el siguiente día  de fiesta  aparecerá a media noche  con una bandera y un grupo de chirimía para recibir la virgen  y continuar la fiesta.

Los bundes son desfiles llenos de color  en donde cada barrio  se viste   con trajes diseñados  para la ocasión llamados  Caches  o se uniforma con camisetas de colores vivos con frases como “perras. No rumberas”. Los desfiles recorren todo el municipio acompañados de grupos  de Chirimía que le dan  el  ritmo a la procesión   y animan  a muchos a unirse a las comparsas.

Los días de fiesta inician con el desfile de los  Hogares Infantiles del  municipio; son los más pequeños los que inauguran la celebración, se visten con sus trajes de cache, alistan sus carrozas y  reinas  para recorrer  el municipio al son de la chirimía y  de bailes tradicionales. Luego es la administración municipal la encargada de   abrir oficialmente  la celebración con un evento protocolario  y  un desfile de  las instituciones educativas.

A partir  de entonces  los responsables del éxito de las fiestas  son  los barrios de Condoto; diariamente un sector del municipio se organiza  para  cumplirle a  la virgen  y  a los pobladores. El Clareth , El Salto, Platinero, San Pedro, La Cabecera, Santa Rita, América, Buenos Aires, Comercio, Cascajero, Héroes, El Mercado, Carretera, Silencio, La Unión son algunos de los barrios que  se turnan durante los días  de celebración dándole a cada sector su noche de parranda.

Los desfiles de Vacas locas  también hacen parte de las  fiestas en Condoto. Estos  consisten en hacer una armazón de madera y ramas que simule la figura de una vaca  y prenderle fuego a su parte frontal, este armazón  lo carga un hombre en su espalda  y se simula un toreo en medio de la calle  en donde los asistentes son perseguidos  por la figura incandescente y mantienen el fuego encendido con antorchas.

Las fiestas en Condoto se  cierran  con un  concierto   de artistas locales y regionales  los cuales cantan hasta el amanecer  y reúnen  un gran porcentaje de la población frente al  atrio de la iglesia, esta última noche  de fiesta se prolonga hasta la mañana siguiente  por lo cual la administración municipal declara cívico  este día permitiendo que el des en guayabé continúe hasta  entrada la tarde del lunes.

Las fiestas patronales del municipio de Condoto reflejan  el sentimiento festivo  de  los chocoanos. La religión  se mezcla con  la parranda, convirtiendo los  días en Condoto en una mezcla de  baile y licor, de deseo  y amor, de fiesta y  sabor.

Esta fiesta tiene sus orígenes según cuentan hacia principios  de siglo  en el corregimiento de la Esperanza en donde  la devoción de una mujer hacia la virgen termino por contagiar a todo un pueblo y hoy se convierte en la excusa para celebrar  con fervor   una fiesta que confunde sus orígenes religiosos con  el sentimiento festivo  y parrandero de los habitantes de esta zona del San Juan  en el Choco.

Acerca de Ana María Medina Suárez

Estudiante de Comunicación Social - Periodismo en la Universidad del Tolima. Pasante de la Red Nacional de Bibliotecas en la Biblioteca Publica Municipal Isaac Sanchez Palau
Esta entrada fue publicada en Tradiciones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


5 × = diez

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>